ana-mariaMe críe en Chiclayo y desde siempre sentí fascinación por los raspadilleros de la playa de Pimentel. Siempre me atrajeron los aromas, sabores, texturas y el placer de cocinar, pero no quería solo seguir recetas, sentía curiosidad por cómo serían mis propios helados. Estudié Ciencias de la Comunicación en la Universidad de Lima, pero aquella pasión escondida y latente me hizo inclinarme años después por convertirme en lo que ahora soy, una “maestra heladera”.

Me fui de Perú y volví para trabajar en la heladería de mi papá. Comencé desde abajo, hasta que me contacte con un maestro heladero, en Italia, y llegamos a un acuerdo con la finalidad de poder instruirme en la carrera de técnico heladero. Ser técnico heladero es una profesión agradable pero yo quería ser más, así que hice lo que todo maestro heladero hace: investigué y así aprendí a hacer fórmulas para hacer recetas de helados.

Hoy en día llevo 15 años en esto, soy maestra heladera, soy capaz de crear fórmulas para hacer recetas para helados, he creado más de 600 sabores, he formado a más de 30 técnicos heladeros, y me siento muy contenta de compartir con ustedes, no solo esta parte de la historia de mi vida , sino todo lo que pude aprender investigando y estudiando .​